Abejas en la corte del faraón.

Pese a que en la actualidad existan personas que desconozcan las propiedades y beneficios de la miel, en el Egipto de los faraones era algo más que un alimento. Era un bien de valor incalculable en aquella época y sus usos eran múltiples, llegando más allá del meramente alimentario. En la mitología egipcia, las abejas eran consideradas como las lágrimas derramadas en la Tierra por el dios solar, Ra. Y ese mismo nombre, era uno de los que se atribuían a los faraones.

honey_piramid_egypt

Grabado hallado en el interior de una de las pirámides, donde aparece una mención a la recolección de la miel por el hombre.

Probablemente, que se encontraran vasijas con miel en la tumba del faraón Tutankamón en perfectas condiciones de consumo, puede resultar sorprendente y confirma la perfecta conservación y larga duración de la miel natural, que en aquella época se consumía tal y como se obtenía de las colmenas, sin proceso alguno que pudiese alterar sus propiedades. La miel es el producto resultante del metabolismo del néctar,  polen y agua en el estómago de las abejas, gracias a la intervención de numerosas enzimas. Es por esta razón, que en el Corán podemos encontrar un versículo en el que se afirma, que todo aquello que pasa por el estómago de las abejas, tiene poder medicinal. En el Antiguo Egipto, la miel era considerada como un símbolo de la feminidad, un elixir mágico que poseía excepcionales propiedades, siendo por ello utilizada en numerosos hechizos y conjuros.

Los hallazgos de miel y otros productos obtenidos de las abejas, siendo ya usados hace miles de años por los egipcios, nos aporta un dato importantísimo sobre la antigüedad e importancia de la apicultura para el ser humano.

bee_egypt

Otra inscripción hallada en una de las excavaciones en Egipto, donde se menciona a las abejas como símbolo relacionado con la feminidad.

Además de encontrarse vasijas conteniendo miel en las tumbas de los faraones, se ha llegado a comprobar en nuestros días que, además de miel por su poder conservante, se utilizaba también el propóleo como producto aplicado a los vendajes para embalsamar a los difuntos, que además de ser un excelente conservante, es un poderoso antiséptico que ya en nuestros días utilizamos para tratar entre otras, las afecciones bucofaríngeas. Por todo ello, no deberíamos extrañarnos al conocer que Stradivarius usaba también el propóleo, como un componente más de entre los productos con los que trataba la madera empleada en la construcción de sus cotizados violines, siendo esta la explicación que se da, al excepcional estado de conservación en el que se han podido encontrar sus instrumentos musicales tras el paso del tiempo.

Está demostrado que la miel, es uno de los pocos alimentos que posee todas las sustancias necesarias para la alimentación humana, pero en nuestros días algunos procesos o sustancias que se utilizan tanto para la alimentación de las abejas, como para el envasado o conservación de la miel, así como la mezcla de mieles de muy baja calidad, son los responsables de la pérdida de muchas de las propiedades beneficiosas que tiene este venerado alimento para nuestra salud.

 

¿Qué pasará con la economía (Y la Humanidad) si desaparecen las abejas?

Algo que no nos cansamos de repetir, mientras la mayoría de los implicados mira a otro lado.

HISTORIA, CIENCIA, AZTECAS, MITO, CALENDARIO, ANTROPOLOGÍA

abeja-polinizacion

En varias ocasiones he publicado los peligros a los que está expuesta la humanidad en caso de que las abejas se extinguieran, una nueva noticia alarmante se ha dado a conocer:

abeja1

“La invasión imparable de avispas asiáticas está poniendo en jaque a las abejas que, según un colectivo apícola catalán, hará desaparecer estos insectos de la región en un plazo de 3 o 4 años. A partir de ahí arranca el ‘cataclismo’.

Esta llamada de atención viene de la Asociación de Apicultores de Girona. Aseguran que la colonización de la avispa asiática ya no tiene solución en algunas zonas del país. Además de haber llegado en masa, parecen especialmente agresivas hasta el punto de que las abejas tradicionales no se atreven a salir del nido por si son atacadas y citan incluso el caso de un grupo de avispas que se comieron el cadáver entero de un jabalí en sólo…

Ver la entrada original 472 palabras más

Las abejas de Hollywood.

En numerosas publicaciones, quienes nos identificamos y participamos en la ardua tarea de colaborar contra la muerte masiva de abejas en todo el planeta y conocemos la dificultad que dicha dedicación entraña, agradecemos y mucho cuando algún rostro conocido se une a la causa para colaborar.

Aquellas personas amantes del séptimo arte, serán capaces de reconocer a los personajes de los que hablaremos a continuación, y por lo tanto, podrán valorar la importancia que para el mundo de la apicultura puede tener su asociación con tan noble causa. Ellas y ellos, los actores integrados en el apasionante mundo del cine y especialmente entre la galería de famosos de Hollywood, han querido unir sus rostros a los de aquellas personas que se unen a la empresa de velar por la supervivencia de una de las especies vivas más importantes del planeta, que son responsables de la reproducción del 80% de las especies vegetales.

 

Actress Scarlett Johansson

Uno de los rostros angelicales de Hollywood, Scarlett Johansson,  concienciada con la protección de las abejas en todo el planeta.

Cuando la joven y bella actriz de Hollywood, cantante y modelo Scarlett Johansson, nacida en Nueva York en 1.984, y conocedora de la problemática sobre la desaparición masiva de las abejas a nivel mundial, contrajo matrimonio con el también actor de cine Ryan Reynolds, estos recibieron de parte de su íntimo amigo, compañero de profesión y también comprometido con la protección de la naturaleza, Samuel L. Jackson, una colmena como regalo de boda. Este último actor, conocedor de la sensibilidad y atracción que la actriz sentía por el apasionante mundo de las abejas, y afectada por su declive en todo el planeta como consecuencia de la aparición y aplicación del glifosato en la producción agrícola, que tantas muertes causa en la especie polinizadora, decidió que no podría hacer un regalo más original y representativo que una colmena, con su enjambre de abejas melíferas incluido. Una bonita forma en mi opinión, de hacer partícipe a alguien de la protección de las abejas.

 

 

leodicaprio

Leonardo DiCaprio, otro de los más conocidos rostros de Hollywood, que se ha implicado activamente en la protección de las abejas.

El también archiconocido actor y productor estadounidense Leonardo DiCaprio, nacido en Los Ángeles en 1.974, quien interpretó entre otras películas “Titanic”, es también uno de los rostros de Hollywood más implicado en la protección de nuestro planeta. Un activista medioambiental y político, elegido por la ONU como Embajador Mundial en la Lucha Contra el Cambio Climático y que ha participado activa y económicamente en numerosas campañas para la protección, ayuda y desarrollo de pueblos  del tercer mundo. Este archiconocido actor, sintió en su momento la atracción por el apasionante mundo de las abejas, y fue adquiriendo los conocimientos necesarios gracias a un familiar, quien le instruyó en el cuidado, reproducción y protección de nuestras voladoras amigas, y cuya afición sigue manteniendo a día de hoy con un especial interés, afición que describe como una de las más relajantes y gratificantes que puede tener el ser humano.

 

 

morgan_y_un_lemur_640x781

El veterano actor de Hollywood, Morgan Freeman, otro de los reconocidos protectores de nuestro planeta y su biodiversidad.

Para despedir este humilde artículo, y no por ser menos importante o conocido, nos encontramos con otra de las caras famosas del universo cinematográfico de Hollywood. Morgan Freeman, nacido en Memphis en 1.937, es uno de los más veteranos personajes de la gran pantalla, interpretando largometrajes como “Invictus”, el la que interpretó a Nelson Mandela o en “Batman: El Caballero Oscuro”, en su papel de Lucius o “Million Dollar Baby”, gracias a cuya interpretación en la misma recibió un Óscar de la academia en el año 2.005. Él mismo, participa activamente en las tareas y cuidados de su finca de más de 120 acres junto al río Mississippi, donde alberga un santuario como él mismo describe, dedicado a las abejas, que viven en sus 26 colmenas, rodeadas por 140 árboles de magnolias, y acres y acres de tréboles y lavanda. Como él mismo reconoció en una entrevista para el Tonight Show de Jimmy Fallon (en la TV estadounidense), para trabajar en sus colmenas no usa el sombrero con protección, ya que a él no le pican porque no se ha planteado el recolectar la miel de sus colmenas, ni pretende obtener beneficio alguno de ellas, sino alimentarlas y protegerlas, y ellas lo saben.

 

Como podéis comprobar, la problemática del declive de las abejas y su protección, ha calado con fuerza en algunos de los personajes del mundo del cine (no son estos los únicos), y dada la importancia que tienen las mismas para nuestra especie, y probablemente, gracias a estos rostros famosos y las actividades que desarrollan para su protección, consigan influir en nuestras costumbres y modo de vida, para que entre todos sea posible vivir como parte de la biodiversidad y no como sus irresponsables dueños.

Cuando la reina da el Do.

Imagino que entre los lectores de esta entrada, pocos habrá que no hayan escuchado hablar alguna vez de la danza de las abejas. Sí exacto, una serie de movimientos acompasados en forma de ocho y acompañados de movimientos de abdomen, a través de los cuales las abejas obreras explican con una exactitud casi perfecta, cual es el lugar donde pueden sus hermanas (otras abejas obreras), encontrar el lugar en el que poder hacer acopio de alimento, tanto para ellas como para el resto de la comunidad. Lejos de ser un mero ritual repetitivo como algunos se dedicaron a afirmar en numerosas ocasiones, es una repetición de movimientos perfectamente secuenciados a través de los cuales comunican las abejas dicha circunstancia, según afirman sus otros colegas con mejores argumentos.

Es en la privacidad que les proporciona el interior de la colmena, donde se ha podido llevar a estudio dicha danza y donde gracias al uso de micrófonos o sin ellos (siendo perceptible por el oído humano), se puede captar el incesante zumbido que acompaña su actividad.

abeja-reina

Imagen tomada en el interior de la colmena, en cuyo centro y marcada con un punto blanco se puede ver a la reina.

Dicho zumbido es producido gracias al veloz aleteo (unas 230 veces por segundo) mayor incluso que otras especies de insectos, con el cual además, refrigeran eficazmente el interior de la colmena, como si de muchos ventiladores funcionando al mismo tiempo se tratase, dadas las altas temperaturas que se pueden dar. Teniendo en cuenta la velocidad a la que las abejas pueden mover sus alas, pese su tamaño poco adecuado para conseguir levantar y sustentar su vuelo, obtenemos como resultado el zumbido característico de las abejas obreras. Sobre este y otros aspectos aspectos, se pueden ampliar conocimientos consultando la publicación Proceedings of the National Academy of Sciencies.

 

Las reinas, pese a ser de mayor envergadura que las obreras, poseen unas alas de menor tamaño que estas, por lo que para el vuelo deberán agitarlas a mayor velocidad y por lo tanto, el zumbido que producen es más agudo. A este zumbido, se le conoce cariñosamente por parte de los apicultores, como el canto de la reina (pinchando en este texto podrás acceder al asombroso vídeo compartido por los amigos de Apicultura En México en su perfil de Facebook).

Pese a que pueda haber defensores y detractores de la teoría, en principio teoría, que afirma que las abejas puedan llegar a comunicarse también mediante sonidos (independientemente de la frecuencia usada), de momento no deja de ser un sorprendente regalo para el sentido del oído, que una vez más la naturaleza a través de las abejas, nos ofrece.

Conocerlas es amarlas, o al menos respetarlas.

Varias generaciones de niños hemos crecido, siguiendo las aventuras y peripecias de La Abeja Maya, así como de los otros personajes que la acompañaban en su serie de animación.

Ya adultas, son muchas las personas que experimentan pavor por el mero hecho de sentir la presencia de alguna abeja “demasiado” cerca. Otras veces, el mismo colorido de las prendas que usamos para vestir, las atrae, por lo que llegamos a pensar que nos van a atacar, y entonces el momento puede llegar a rozar la histeria. Nada más lejos de la realidad, debido a que las abejas saben que su única arma, el aguijón, provocaría su muerte en caso de usarlo, por lo que procuraran hacerlo sólo cuando consideran que su vida, las de sus semejantes o el tesoro que guardan con laboriosidad en la colmena corre peligro, por lo que en el momento que piquen al agresor el aguijón quedará insertado en el mismo, y se producirá la salida de todos los órganos contenidos en la cavidad abdominal e inevitablemente llegará a causarles la muerte. Es un arma de un sólo uso, por lo que ya procurarán usarla como último recurso.

Somos conscientes que el miedo es gratis y cada uno lo coge como quiere, pero nunca está de más conocer algunos aspectos sobre el insecto polinizador más importante que habita nuestro planeta, y sin el cual muchas especies vegetales se extinguirían o verían mermada notablemente su reproducción. Pues eso, que muchas personas las consideran bichos y dada su importancia, tanto para nuestro entorno natural, como para el beneficio humano, consideramos que es suficientemente importante colaborar con esta aportación, para ayudar a quienes lo desean a conocer a nuestras adorables abejitas. Ante su presencia, tanto en vivo como en imágenes, muchas personas experimentan cierta aprensión, pero estamos seguros que, cuanto más y mejor se las conoce, más se las ama o por lo menos, se las respeta. Con esta infografía, así como sus textos, esperamos servir de ayuda a quienes deseen saber algo más acerca las abejas, su morfología, costumbres, los productos que elaboran y de los cuales nos beneficiamos desde hace miles de años hasta la fecha.

 

img_1476916562705

Infografía de: Juan Emilio Serrano           Textos: Manuel Irusta                 Para: El Mundo

La medicina apícola.

   Imagino que a estas alturas, pocas de las personas que por aquí se detengan no serán conocedoras ya de los beneficios que aporta el consumo de la miel a nuestro organismo. No obstante, y por si aún quedase alguna, nunca me cansaré de recomendar su uso como alimento energético, excelente recuperador muscular, efectiva contra la fatiga física y mental, febrífuga (que ayuda a aliviar y bajar la fiebre), antiséptica, tónico digestivo, cardioprotectora, vigorizante, de propiedades relajantes, así como un largo etcétera de beneficios para nuestro organismo. Todos ellos, proporcionados por los diferentes componentes que presenta, y que a diferencia de otros productos meramente edulcorantes, van desde sales minerales, hasta enzimas producidas por las abejas, pasando por vitaminas, agua, carbohidratos de cadena simple (monosacáridos), etc. Sí, es un alimento de un dulzor extraordinario, pero esa es una de las múltiples propiedades y beneficios que nos ofrece. De entre las pocas personas que no pudieran tener el privilegio de degustarla, se encontrarían las diabéticas o alérgicas declaradas a los productos de la abeja.

   Además de los beneficios que nos aporta la miel, tanto para el cuerpo como para la mente, desde hace miles de años el ser humano ha venido descubriendo que también el polen, la jalea real (alimento elaborado para las crías de abeja o las reinas), el propóleo, o la cera, pueden contribuir a mejorar nuestra salud y bienestar, por lo que la apicultura ha procurado perfeccionar el conocimiento de estos adorables e indispensables seres, para procurarnos sus codiciados productos.

apiterapia-1024x659

Presentación de distintos productos, de entre los que obtenemos de las abejas. Miel, cera (en panal), polen y propóleo.

 Hallazgos y bibliografía nos ayudan a comprender la importancia de estos productos en nuestra vida, mostrándonos que ya en el Antiguo Egipto se usaba la miel, tanto para consumo alimentario, como para curar heridas de distinta índole, o bien para embalsamar y momificar a los difuntos, por lo que se llegaría a entender que las momias encontradas hasta la fecha se conserven en un excelente estado, dado que la miel inhibe el crecimiento de las colonias bacterianas, habiéndose hallado en nuestros días vasijas en sepulcros perfectamente selladas, y cuya miel se encontraba en perfectas condiciones para su consumo. Claro está, tratándose de miel pura y natural, y sin alteraciones químicas en su composición. No siempre, la miel comercializada hoy en día lo es. O bien, que el prestigioso Stradivarius, usaba propóleo para trabajar las maderas con las que fabricaba sus violines, y con ello se ha demostrado conseguir un excelente estado de conservación de dichos instrumentos. Por lo tanto, además de sus beneficios con la ingesta, también son altamente preciados estos productos para la conservación y cuidado externo.

curación de heridas con miel

Aplicación por parte de una profesional especializada, de pomada con miel y cera de abejas en su composición.

   En la utilidad de la miel de abejas, en la curación de heridas sépticas (heridas de dificultosa cicatrización por la presencia de bacterias patógenas o infección), basó su estudio el Dr. D. Iván Lanzadera Rodríguez, Máster en Urgencias Médicas y Especialista en Cirugía General, entre una población de doscientos pacientes que ingresaron en el Hospital “Freyre Andrade” y en la Clínica Central “Cira García”, de La Habana, Cuba. Demostró que la cura y cicatrización de heridas infectadas, se aceleraba o conseguía con éxito en pacientes que presentaban procesos infecciosos de diversa índole, así como se reducía considerablemente el coste de los fármacos empleados, frente a otros casos en los que se empleaban otras sustancias farmacológicas. También en el Hospital Clínico Universitario de Limoges (Francia), se ha podido constatar dicho logro, llegándose a especializar incluso en la fabricación de apósitos con productos apícolas, una empresa con sede en la misma ciudad francesa.

    Desde hace algún tiempo, se viene oyendo el término apiterápia, basando la efectividad del veneno de abeja o apitoxina (obtenida mediante su picadura), o bien mediante la aplicación o uso de alguno de los productos obtenidos de la abeja que antes he mencionado en diferentes presentaciones, para tratar distintas dolencias tanto en patologías del sistema inmunológico, como las causantes de dolor, inflamación o degeneración del aparato osteoarticular, obteniéndose un resultado excelente, frente a la aplicación de otras terapias.  Gracias a esta especialidad (aplicando la picadura de abejas), se dice se curaban los ataques de gota de Carlomagno, o los dolores articulares que sufría Iván El Terrible. Pero es en el Siglo XX, cuando se vuelve a hacer referencia a  este término, considerándose padre de la apiterápia moderna a Philip Terc.

antes y después Duquesa de Cornwalles

Imagen ofrecida por el semanario inglés The Mirror de la Duquesa de Cornwalles (actual esposa del Príncipe de Gales), tras someterse a tratamiento facial mediante apitoxina.

   Por último, debo destacar que es la apiterapia la que ha demostrado mayor efectividad y resultados más sorprendentes, en su aplicación en los tratamientos de belleza que tanta demanda están teniendo últimamente, principalmente entre las celebridades del cine, la moda, el espectáculo, etc. Llegando a desplazar incluso al botox (o toxina botulínica que hasta ahora se venía empleando), por lo que cada vez con mayor frecuencia se están mostrando al público, celebridades con el que aseguran es, su secreto de la eterna juventud.

NOTA IMPORTANTE: Es imprescindible recordar, que tanto el uso de las técnicas o especialidades aquí detalladas, como la utilización de los productos de las abejas con dichos fines, sólo podrán ser aplicados bajo supervisión especializada y por profesionales cualificados.

Lamentablemente, todo sigue igual.

Por desgracia, continúan muriendo abejas en todo el planeta, bien por sus enemigos naturales (hongos, virus, bacterias, parásitos específicos de la especie, o depredadores invasores como la Vespa Bellutina), o bien por la nociva actividad del ser humano en todo el planeta, el cual se sigue considerando el ser vivo con derecho a modificar los ciclos vitales de las distintas especies que habitan en él, además de envenenarlo con las distintas sustancias que libera como firma de su paso por él.

No es mi intención aburrir, a quien ha tenido la delicadeza de detenerse en este espacio para honrarme con la lectura de este artículo, y por lo tanto, voy a ser algo más explícito en el tema que deseo tratar.

Cuando me refiero a que lamentablemente, todo sigue igual, me vengo a referir a la actuación de las autoridades competentes en materias de sanidad, agricultura y ganadería,  y comercio exterior de la Unión Europea, y más concretamente a las de España por interés personal. Desde hace ya bastante tiempo, puede que demasiado, distintas asociaciones de profesionales de la apicultura vienen reclamando a las autoridades antes mencionadas, la claridad en el etiquetado de los productos que obtenemos de las abejas. Si bien la miel, por ejemplo, es un alimento obtenido directamente de las abejas, no deberían hallarse en ella sustancias que no hayan sido producidas o transformadas por las abejas. Ya que es el alimento que ellas producen para alimentar a sus congéneres en la colmena, en la miel no deberían encontrarse como resultado de su análisis en laboratorio, levaduras, antibióticos u otros productos químicos que no sean los derivados de la función transformadora del agua, néctares o resinas, y polen en sus organismos. Esta circunstancia se ha podido observar en las mieles y productos de la abeja procedentes de países asiáticos. Unas veces es por resultado de malas praxis por parte los apicultores o recolectores, y otras es por contaminación durante el transporte desde aquellos países hasta el nuestro. Sobre este aspecto se puede obtener más información en el documental emitido por RTVE, en La Noche Temática .

gráfico_importaciones-miel-España_año 2014

Representación cuantitativa del porcentaje de miel y su procedencia por países, del total importado por España y la industria del sector durante el año 2014. Fuente: COAG

Otra circunstancia, objeto también de protesta por parte de los colectivos de apicultores en nuestro país, es la cantidad de miel que se importa desde fuera de las fronteras de la Unión Europea, y que se encubre bajo el insultante epígrafe de “mezcla de mieles originarias y no originarias de países de la Unión Europea”. Es decir, que bajo esta frasecilla se pretende ocultar la procedencia real de ese producto, con el consiguiente perjuicio económico, ecológico y sanitario que pueda llegar a producir dicha actividad al país en cuestión, pues con ello ni se está fomentando la actividad de nuestros apicultores, ni se está propiciando la polinización y biodiversificación de las especies vegetales autóctonas, ni se está protegiendo o garantizando la salud e higiene alimentaria de la población. Tres problemas en uno, los cuales dependen de una solución. No importar productos de la abeja, procedentes de fuera de las fronteras de la Unión Europea.

Como es lógico, la escasa calidad de dicha miel, junto a su bajo precio, suponen una competencia desleal para los productores locales, que sí tributan fiscalmente, cumplen con la normativa sanitaria, y generan empleo local. Además, sus buenas prácticas, esmero y cualificación, convierten a sus productos en garantía de calidad. No debemos obviar que la producción de mala calidad, suele ir unida a las malas praxis y falta de ética de los productores.

Ya para finalizar, sólo quiero hacer llegar un mensaje cargado de lógica a quien pueda dedicar su tiempo a leer este artículo. Consumiendo productos de la abeja autóctonos, se favorece la actividad económica de los productores-recolectores de la zona. Lógicamente, con la actividad polinizadora de las abejas se está garantizando la biodiversificación de las especies vegetales del lugar. Y para terminar, y creo que no menos importante, se está velando por la seguridad e higiene alimentaria, además de indirectamente evitar la propagación de especies invasoras, depredadoras de nuestras abejas.

 

La abeja reina, también es responsable de controlar la endogamia en la colmena.

Como ocurre con otros insectos sociales, las abejas viven en colonias integradas por miembros de la “clase obrera”, altamente emparentados entre sí. Una alta diversidad genética entre las obreras, es muy importante para la supervivencia de toda la colonia. Existen varias teorías sobre el porqué: una fuerza de trabajo genéticamente variada estará mejor equipada para desempeñar las diversas tareas necesarias en la colonia, y colonias con diversidad genética, tienden a ser menos susceptibles a enfermedades capaces de afectar a un amplio número de individuos. Pero, ¿cómo puede la reina, única hembra fértil de la colonia prevenir o controlar la endogamia manteniendo la suficiente variedad genética en la colmena?
colmena_celdas

Vista de las celdas en el interior de la colmena, de las que nacerán abejas obreras y zánganos.

El equipo Matthew Webster y Andreas Wallberg, de la Universidad de Upsala en Suecia, han estudiado cómo se soluciona el problema.
La abeja reina lo resuelve de dos formas. Una, a través de la poliandria. Se aparea con gran variedad de zánganos (machos de abeja), y utiliza su esperma para fertilizar los huevos de forma aleatoria, de manera que las obreras serán de padre diferente. La segunda es, a través de tasas extremadamente altas de recombinación.
 La recombinación o entrecruzamiento, sucede cuando espermatozoides y óvulos se forman e intercambian segmentos de cada par de cromosomas. Este proceso desempeña un papel crucial en el mantenimiento de la variación genética.
Secuenciando el genoma de abejas africanas, el equipo de investigación ha podido estudiar la recombinación con un detalle que no era posible anteriormente. La frecuencia de recombinación en la abeja, es más alta que la medida en cualquier otra especie animal y más de 20 veces más alta que en los humanos.
800px-Reina_amarilla

En la imagen, la abeja reina diferenciada por un punto amarillo de las obreras, en su tarea de puesta de huevos.

Las tasas extremas de recombinación encontradas en la abeja, parece que son cruciales para su supervivencia.
Los resultados de la investigación se han hecho públicos a través de la revista académica PLOS Genetics. La referencia del trabajo es la siguiente: Webster et al (2015) Extreme Recombination Frequencies Shape Genome Variation and Evolution in the Honeybee, Apis mellifera. PLOS Genetics, DOI: 10.1371/journal.pgen.1005189

Las abejas y la humanidad, en peligro.

Son muchas las abejas que mueren a diario en nuestro planeta. Por ello, los expertos afirman que la subsistencia de la humanidad, así como de los seres vivos que se alimentan de las plantas polinizadas por las abejas, está en peligro. Sin abejas no hay cultivos.

Una, de tantos millones de abejas que mueren a diario en nuestro planeta.

Una, de tantos millones de abejas que mueren a diario en nuestro planeta.

Una vez más, las abejas son uno de tantos seres a los que el hombre con su actividad e influencia pone en peligro.

Además, las abejas están siendo azotadas por enfermedades, parásitos y depredadores no autóctonos, que acrecentan las pérdidas que tiene anualmente la apicultura.

Nada tranquilizador es el panorama que afecta a uno de los seres vivos más importantes y mejor organizados de la naturaleza.

No podemos dejar de recomendar el visionado del documento emitido por La 2 de TVE, en el que se explica a la perfección, en que consiste este fenómeno y cual es el alcance de este desastre natural, que si no se remedia, puede pasarnos una costosa factura.

Enlace: http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/cronicas/cronicas-peligro-colmena/2127847/?media=tve